¿Qué neumáticos elijo para estación estival? Neumáticos de verano, por supuesto


Los fabricantes de neumáticos invierten cada año más en mejorar la calidad de sus productos centrándose en la seguridad y la fiabilidad.
Se diseñan con especificaciones atractivas que respondan a los distintas pruebas que las condiciones climatológicas les exigen. De este modo, para cada estación tienes una variedad de ruedas con características propias. Por ejemplo, para la estación estival dispones de los neumáticos de verano. ¿Sabes por qué te convienen cuando llega el calor?

Variedad donde elegir

En el mercado existen diversas alternativas para calzar neumáticos sin pensar que pones en riesgo tu seguridad. Al contrario, cuanto más específico es un neumático tanto mejor para tu seguridad y confort al volante.
Para el verano mejor unos neumáticos de verano
Sin duda, son la mejor opción. ¿Por qué te preguntarás? Por las mismas razones que un neumático de invierno se proyecta para enfrentarse al frío, la lluvia y la nieve. Sin embargo, las cubiertas de invierno, a partir de los 7 grados, bajan el rendimiento y se endurecen.
Con el cambio de estación hay que ir pensando en reemplazar las gomas de invierno por unas que se adapten mejor a unas temperaturas más altas.

Me han dicho que con un juego de mixtos me apaño perfectamente

Aunque los neumáticos mixtos ofrecen un buen rendimiento en una gran variedad de superficies y condiciones meteorológicas cambiantes, cuando el calor aprieta no son tan fiables. Pierden adherencia restándote confort al volante.


Razones de peso para elegir en verano neumáticos de verano

Más anchos que el resto de gomas y con un dibujo más simple hacen que la conducción te resulte más cómoda. Los neumáticos de verano se fabrican con un componente más duro que los hace adaptarse tanto al asfalto húmedo como seco.
Pero, sobre todo, destacan por su mayor resistencia a la rodadura y menor desgaste, alargándose su ciclo de vida.
En las frenadas es donde muestran todo su potencial: por encima de una temperatura mayor de 15 grados tu coche se detiene entre 4 y 7 metros antes que los vehículos con neumáticos de invierno.
Todas estas prestaciones se transmiten a tu conducción ganando en seguridad.

Más razones para adquirir un juego de neumáticos de verano

Razones no faltan para elegir unos neumáticos de esta clase: la seguridad y el confort.
Otra razón es la rentabilidad a medio plazo. Puede parecer que un único juego de cubiertas para todo el año viene a salirnos más económico que utilizar uno para el invierno y otro para la estación estival.
Sin embargo, a medio plazo notarás la diferencia, en lo económico también: se gastan menos y se reduce el riesgo de accidentes.
Por estas razones, porque la seguridad se refuerza cuando conduces, experimentas un aumento de confort y a la larga ahorras dinero, la elección de unas neumáticos de veranoes la decisión acertada.


0 comentarios:

Publicar un comentario